Loading color scheme

Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía

Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía

La Asamblea General de Naciones Unidas decidió que cada 17 de junio celebráramos el Día Mundial para combatir la Desertificación y la Sequía con el fin de concienciar sobre las iniciativas internacionales para combatir este fenómeno.

Para ello primero tenemos que conocer que es la desertificación, cómo afecta al planeta y la población y qué soluciones podemos darle para que sus efectos no vayan a más.

La desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Está causada fundamentalmente por la actividad humana (la deforestación, el sobrepastoreo, la sobreexplotación de suelos con el monocultivo intensivo y aplicación de tóxicos mediante pesticidas y otros productos contaminantes, las malas prácticas de riego, sobreexplotación de acuíferos, incendios provocados…) y las variaciones climáticas.

Este fenómeno afecta a un tercio de los ecosistemas de zonas secas de la superficie del planeta provocando pobreza, migraciones de poblaciones a otros lugares del planeta, inseguridad alimentaria, escasez de agua, cambio climático…

Por ello, debemos solucionarlo cada uno de nosotros, no sólo a nivel político cómo se ha propuesto en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en el objetivo 15, donde se recoge la determinación a detener y revertir la degradación de la tierra.

Ya sabemos que el cambio está en la concienciación de este problema y la actuación a nivel mundial llevando a cabo labores de repoblación de cuencas hidrográficas recuperando bosques degradados y aumentando la masa verde, rehabilitando la tierra llevando a cabo labores sostenibles (agricultura ecológica y biodinámica), controlando la capacidad de nuestros acuíferos, reduciendo el consumo de agua en el riego mediante sistemas de goteo, reduciendo el consumo de agua en nuestros hábitos diarios, controlando el uso del fuego en zonas vulnerables a posibles incendios…

Ya hemos conseguido en España proteger nuestros bosques y reforestar nuestras cuencas hidrográficas mediante repoblaciones en estos 120 años en los que tomamos consciencia del grave problema que teníamos en cuanto a la sequía y desertificación, hemos aumentado las hectáreas dedicadas al cultivo ecológico ayudando a la recuperación de nuestros suelos.

Sabemos que somos capaces de actuar y comprobar los resultados en este período de tiempo, sabemos cómo actuar para frenar esta problemática, os animo a contribuir en esta tarea que es de todos. Tomemos consciencia de nuestra responsabilidad en esta problemática mundial. Eduquemos a nuestros hijos para que valoren el consumo de agua, enseñemos a repoblar nuestros montes, tú puedes ayudar a que sea posible mitigar los efectos de la desertificación y la sequía.

En Al-Huerta enseñaremos como trabajar la tierra para que podáis tener cultivos sostenibles y ecológicos, os transmitiremos los beneficios que aporta este tipo de cultivo a la tierra y a la salud de las personas. Vente a nuestra huerta natural y disfruta de un entorno sostenible y privilegiado. ¡Te esperamos!